06 Jun 2017

“Digan el Rosario todos los días, para traer la paz al mundo y el final de la guerra”.

Sin duda alguna nos llenamos de gozo como Iglesia, pues en este año 2017, estamos por celebrar los 100 años de las apariciones de Nuestra Señora (Virgen María) en una región llamada Cova de Iria en Portugal.

Como bien estriba el canto tan famoso, que fue basado según las memorias de la última vidente de este acontecimiento, a tres pastorcitos la Madre de Dios descubre el misterio de su corazón, así es, tres fueron los videntes en este acontecimiento: Francisco y Jacinta Marto, ambos hermanos, junto a su prima Lucia, sin duda alguna era un momento crucial lo que el mundo estaba pasando, cuando se da este gran acontecimiento.

Algo que debemos recordar en estos 100 años es que antes de que Nuestra Señora (como los niños se referían a la Santísima Virgen) primero el Ángel fue quien se les apareció en tres ocasiones un año antes es decir en 1916.

Ya el 13 de Mayo de 1917 se da la primera aparición de Nuestra Señor a los niños, y aquí es donde les encomienda lo principal:

Mensaje: Oración y Penitencia.

Insistencia, en el rezo del Santo Rosario y no obstante les pide que al finalizar recen la siguiente oración: “Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno y lleva al cielo a todas las almas, especialmente a las más necesitadas de tú misericordia”.

Algo muy importante es que durante los primeros meses fueron duros momentos para los niños, primero porque no sabían el nombre, la gente no creía, se vieron acechados por el gobierno, incluso la misma Lucia sufrió grandes maltratos por parte de su madre, pero era parte de los sufrimientos que pasarían según lo relata la misma sor Lucia en sus memorias.

El nombre les fue revelado el 13 de Octubre de 1917 y se presentó como Nuestra Señora del Santo Rosario, además, se llevó acabo un gran milagro que según el diario de ese tiempo “O seculo” redactaba el milagro del sol ante más de 60,000 personas.

Francisco fue el primero en morir, fue un 04 de abril de 1919, le siguió su hermana Jacinta el 20 de Febrero de 1920, y la última en morir fue Sor Lucia Dos Santos, el 13 de Febrero del 2015.

Dentro de estos festejos una gran noticia que se da es que durante todo un año comenzando desde el 27 de noviembre del 2016 hasta el 27 de noviembre del 2017, por disposición del Papa Francisco se puede ganar Indulgencia Plenaria y como de la siguiente manera:

1°- Peregrinar al Santuario de Fátima, es decir ir hasta el Santuario en Portugal y participar de la celebración.

2°- Ante cualquier imagen de la Virgen de Fátima en todo el mundo, “los fieles piadosos que visitan con devoción una imagen de Nuestra Señora de Fátima expuesta solemnemente a la veneración pública en cualquier templo, oratorio o local adecuado en los días de los aniversarios de las apariciones, el 13 de cada mes desde mayo hasta octubre (de 2017), y participen allí devotamente en alguna celebración u oración en honor de la Virgen María”.

3°.- Ancianos y enfermos, estos rezando ante una imagen de la Virgen de Fátima y unirse espiritualmente a las celebraciones jubilares en los días de las apariciones, es decir cada dia 13 de mes desde mayo hasta octubre.

Finalmente para conmemorar este gran acontecimiento, el Papa Francisco asistirá al Santuario de Nuestra Señora de Fátima en Portugal, para juntos como Iglesia celebrar los 100 años, en que nuestra Madre se manifestó a estos tres humildes pastorcitos, y por medio de los cuales nos dejaba este gran encargo sobre todo como es la importancia del rezo del Santo Rosario, como medio para alcanzar favores y gracias de parte de Dios.

Encomendemos nuestras vidas, y todo lo que somos bajo la intercesión de Nuestra Señora de Fátima.

Por: Juan de Dios Castillo/Segundo de Teología.