24 Ago 2015

Hemos iniciado las clases.

Al igual que cualquier estudiante, gran parte de nuestra formación la dedicamos al estudio de distintas disciplinas, principalmente el estudio de la filosofía, la teología y las humanidades. El lunes 17 de agosto del 2015, iniciamos las clases en el Seminario de Monterrey. En el Seminario Mayor de Monterrey, las clases dan inicio a las 8:45 a.m. y terminan a la 1:40 p.m., teniendo un receso de 30 minutos. Dentro de la jornada académica, el Seminario recibe a distintos sacerdotes, laicos y religiosos para impartir las distintas clases curriculares, donde se busca que los maestros estén capacitados para enseñar y para dejar huella en los futuros sacerdotes.

El Seminario cuenta con el “Instituto de la Arquidiócesis de Monterrey” (IAM) siendo ésta la institución qua avala los distintos estudios que se realizan, además, el Instituto no solo ofrece formación académica para los seminaristas, sino que cuenta con la preparatoria tanto para hombres como para mujeres, en las instalaciones del Seminario de San Pedro (Seminario Menor); al igual que distintos Diplomados y Licenciaturas para cualquier persona interesada en el estudio de nuestra Iglesia.

El estudio es un área importante en nuestro Seminario, por ese motivo, el Seminario da distintos espacios para que los seminaristas podamos ampliar nuestra cultura y nuestro criterio al momento de realizar algún juicio y desarrollar la capacidad para transmitir la Palabra de Dios y el Magisterio a las distintas comunidades con las que tenemos contacto.

A veces se puede llegar a creer que el Seminario invierte mucho tiempo al área intelectual, es decir al estudio y las clases; pero esto se debe a una necesidad cultural. Hoy en día nuestra sociedad avanza a pasos exorbitantes y los avances tecnológicos son una de las causas de estos cambios, por esta razón, los seminaristas debemos cultivar nuestras mentes para estar a la altura de todos estos acontecimientos y así poder ofrecer una respuesta, desde la fe y la razón, a todos los fieles de nuestra comunidad.

 

Por: Adrián Garza Morales.