06 Jun 2017

¡Hola! Mi nombre es Santiago Cárdenas Murillo tengo 17 años, recientemente acudo al Proceso Vocacional y quiero ser sacerdote.

Todo inicio por medio de la invitación de unos Seminaristas (Ángel moreno, Ángel Bernal, Carlos Alberto, Osmar, Israel) Ellos acudieron a mi parroquia San Antonio de Padua, estuvieron durante una semana desempeñando muchas actividades para los jóvenes de la comunidad ¿Quién se imaginaria que ahí el Señor inicio llamándome?

Estuvo con ganas esa semana llena de actividades, pude convivir con Jesús mismo llevando música a los hospitales, ayudando a mi prójimo y aprendiendo sobre todas las vocaciones.

El Proceso lo he sentido muy intenso nunca pensé que el Señor me llamaría de la forma en la que lo hizo, yo recuerdo que llegue con la idea del matrimonio porque tenia novia! Pero Dios lo cambio todo, cambio mis planes, y puso los de Él, y vaya que lo estoy disfrutando, al principio me daba miedo! Como yo ser sacerdote? Yo? En verdad? Pero bueno, Dios por medio de su misericordia vio lo mejor que tengo, no vio en mis faltas tampoco mis defectos.

Cada vocación es un tesoro, un tesoro muy preciado, todos tenemos una misión, todos tenemos una manera de ganarnos el cielo, una oportunidad de poder ser Santos Dios solo te pondrá en la que mejor te desempeñes y en la que mejor le puedas servir.

A ti que estas leyendo te invito a que formes parte del Proceso Vocacional, aquí tienes la oportunidad de descubrir lo que Dios quiere para ti, tu misión, no tengas miedo de afrontar lo que venga Dios cuida tus pasos.

Pregúntale al Señor que quiere de ti, espera su respuesta y se valiente.

Dios te bendiga.

Por: Santiago Cárdenas Murillo/Joven en Proceso Vocacional.

  • Cinthia B. García R.

    En oración por ti Santiago! Y recuerda ser fiel siempre, como María =)
    Un consejo que escuché en una boda, pero aplica a la vida sacerdotal y consagrada: en los momentos difíciles, vuelve siempre a ese primer momento de amor, a ese momento en que tuviste claro que ese es tu camino y que cualquier cosa valdría la pena, y después de ver ese momento afrontar la dificultad será más llevadero.
    Un abrazo =)